¿En qué consiste?

El sistema ATG para piscinas desbordantes está formado por un depósito de compensación a base de piezas prefabricadas de hormigón. Mediante estas piezas se conforma una alineación de módulos huecos, que quedan instalados en el interior del vaso de la piscina, al menos en una de las paredes interiores de ésta.

Dichos módulos presentan una boca superior sobre la que se encuentra dispuesto un canal de recogida de agua desbordante, que vierte direcamente al depósito mediante una cesta de filtrado.

En la zona inferior de los módulos, se disponen unas salidas desde donde un conducto lleva el agua hacia los equipos de tratamiento (filtrado, clorado… ) propios de la piscina, antes de ser retornada al interior de la piscina.

Todas las ventajas…

Rapidez y facilidad de instalación

Mucho más económico

Toda la instalación dentro del vaso

No es necesario un depósito externo

Se evita el uso de skimmers

No hay tubos debajo de la playa

Fácilmente registrable desde arriba

Con sistema de vaciado para limpieza

La conformación del depósito de compensación a partir de piezas prefabricadas y su disposición adosada a las paredes de la piscina, reduciendo de forma prácticamente insignificante la superficie útil de la misma.

Cabe mencionar que éste depósito, una vez instalado en el interior de la piscina con azulejos u otro recubrimiento adecuado para el vaso de la piscina, pasa desapercibido para el usuario.

¿Cómo se instala?

Mira el vídeo demostrativo, para ver el paso a paso, desde una piscina convencional a una piscina desbordante con sistema ATG.